info.ccampoamor@gmail.com

Relatos del confinamiento de la Logia Clara Campoamor (VIII)

Somos mujeres comprometidas con los valores de libertad igualdad y fraternidad

Relatos del confinamiento de la Logia Clara Campoamor (VIII)

¿Cómo puedo experimentar estos días? Es difícil de responder. Siento una paz acerca de mí, una paz maravillosa. Quizás sea porque no conozco a nadie que esté enfermo cerca de mí, de momento. Enfermo significa enfermo. Cada enfermedad grave es grave.

El buen conocimiento ha muerto. No del virus Corona, pero morir siempre es doloroso. Estoy sorprendida por el comportamiento de las personas.

Noto que muchas personas son muy egoístas (comprar 100 rollos de papel higiénico y cosas semejantes).

Siento que estamos siendo manipulados. No sabemos toda la verdad. Hay que estar muy alerta. No podemos opinar bien cuando no sabemos lo que pasa, ¿de verdad?

Hemos    perdido    o,   mejor    dicho,    hemos    regalado    nuestra libertad.

¡Voluntariamente! Para “nuestra” seguridad. “Porque estamos en guerra”. Miles y miles de personas mueren en las guerras.   Y mientras tanto, nuestra libertad se reduce aún más.

La ventaja también es que muchos padres ahora tienen tiempo para estar con sus hijos.

Lo que también veo, y eso me da esperanza para la humanidad, es una especie de sentido de responsabilidad, grupos enteros de personas que están dispuestos a ayudar al prójimo no por interés propio, sino por generosidad. No sólo me refiero al personal sanitario, sino especialmente a los jóvenes que ayudan a los que lo necesitan y a las personas que trabajan horas extras para ayudar a otros. Genial. Eso da esperanza

Sin embargo, me pregunto si la naturaleza no castiga a la humanidad. Porque el hombre explota el mundo y se siente superior, muy superior. Y cree que todo tiene que estar a su servicio. La tierra le pertenece. Los  animales no son nada…

Hasta ahora no me aburro en casa.

Comentarios: 2

  1. Chelo dice:

    Fotos más bellas…

    Si algo de bueno tiene lo malo es modificar el rumbo de las cosas y aprender de lo sucedido…Sucederá, ¿quién lo sabe en este instante? Demos un punto a la esperanza para que no volvamos a tropezar en la misma piedra. Va a depender de cada uno/a y del conjunto para ganar a la insensatez, mediocridad…

    Saludos.

  2. Gema dice:

    No me importa perder un poco si es por el bien de todos. No me importa estar más tiempo en casa con mis libros y mis pensamientos si eso sirve para estar mentalizada a la hora de salir a la calle. Nuestra lucha, nuestra forma de ganar a ‘esta guerra’ es la mentalización y la responsabilidad de cada uno para con los demás. Hoy mientras venía al trabajo, me he encontrado una mascarilla tirada en el suelo. Pasé de largo, pero al instante, me di la vuelta, la recogí del suelo y la tiré en una de las papeleras de mi oficina habilitadas para tal uso. Recoger una mascarilla del suelo es un acto de responsabilidad y de civismo. Todos somos responsables y todos debemos estar concienciados. No sabemos si el virus estará ya siempre con nosotros o no. En cualquier caso, hemos de aprender a convivir con él, a llevar mascarillas y a ser cautos en nuestras relaciones sociales. Ser libre es también ser responsable. A mí no me importa perder un poco de esa libertad ahora, si dentro de unos meses podemos salir a contarnos cómo lo hemos vivido; como lo hemos sufrido.

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.